Wednesday, May 24, 2006

(En construcción)

24.05.06 10.16pm

3 Comments:

Blogger eugeniaprado said...

UNO / Huelo entre destellos, instantes de oscuras paranoias. Me refriego y olfateo entre los escaparates. Maquetas irresueltas de posturas y maniquíes. Escupo mis palabras incómodas, tímidas para lo bello, arraigadas en la lengua. Escupo mis percepciones de peste, arrancadas casi a golpes, violentadas contra los escombros. ¿Para qué, sino para el habla? tanta empecinación. Desarmo y vuelvo a desarmar acertijos de mundos extraviados, repetida sobre motivos literarios. Desde mapeos frágiles, contra todas las sospechas, nadie en quién confiar. Y me preguntas si existirá algún modo de arrancar algo de vida a la muerte, ¿de concederle al mundo sus historias? Ventas de imágenes provisorias te hacen descifrar que en el tiempo cada cual destila sus atisbos, son huellas pegadas en las narices. El odio fortalece.

5:54 PM  
Blogger eugeniaprado said...

DOS / Desde allí es posible ver los cuerpos anudados rigurosamente, atrapados y sellados. Son cuerpos que malformes no constituyen armonía. Son fragmentos de cuerpos no nacidos, que flotan sobre la superficie.
La carne se hace persistente.
Puedo ver los frascos de vidrio envasando la imperfección de sus estructuras.
Exhibidos, imposibles, sumergidos parecieran contemplar a quien los observa.
Son hileras de muchos de esos cuerpos envasados en los recipientes,
la aberrancia les impide flotar en el espacio de la vida.
Como si se buscaran, momentos antes, cuando aquello era tan sólo una posibilidad.

El primer cuerpo se apoya y aplasta la nariz y la boca contra el vidrio. El orificio izquierdo de la nariz está muy abierto debido a la presión con que gran parte del cuerpo descansa contra la fría superficie. El labio izquierdo aparece sinuosamente caído, de la misma forma en que caigo nuevamente en el vicio de un relato inteligente. Seducida bajo las formas convencionales del hacer de un oficio teoría y práctica, y puede que en eso, las estructuras sistematizadas del habla manifiesten sus coincidencias con el género, y respondan a ciertas leyes naturales. Producir un contacto, mediatizado frontalmente contra la estructura. Un duelo, prácticamente a muerte. El duelo por esos pequeños que no nacerán. Duelo, que en algún momento los mismos padres, todos nuestros padres, harán, al recibir la noticia de un intento que fracasa. Algo arde intensamente en la expresión de aquellos niños blindados. Algo en sus ojos que brillan como llamas alborotadas. Entonces te sientas y escribes pensando que aún es posible, desde las palabras.

6:15 PM  
Blogger B E L M A R said...

saludos y fuerza!

6:55 PM  

Post a Comment

<< Home